Encarcelada por bailar: Gobierno iraní detiene a joven de 18 años por “ser provocativa” en Instagram

Por ser una república islámica, Irán castiga duramente a las mujeres que muestran piel, llevan el pelo suelto, o bailan frente a alguien que no sea su hermano, padre o esposo.

Maedeh Hojabri tiene 18 años, vive en Irán, y es conocida en las redes sociales por su increíble habilidad para el baile. Al son de coros de música occidental y algunos temas pop persas, Hojabri se desenvuelve con libertad frente a la cámara. En uno de sus vídeos, se la ve llevando un sombrero brillante, unos labios de un rojo apagado, y el cabello corto que apenas se desliza bajo el sombrero. Ella mira a la cámara y sonríe. Tiene confianza, se le nota. Lleva puesta una camiseta corta que deja que se asomen su ombligo y un tatuaje que emerge del pantalón a la altura de la cadera. Mueve brazos, cabeza, piernas, cintura y canta en un tono muy bajo. Se ve que lo hace en algún lugar privado, seguramente su habitación.

Al principio de uno de sus vídeos, se impone sobre la imagen un recuadro que dice “Who can dance with me?” (¿Quién puede bailar conmigo?).

A primera vista, es algo perfectamente normal, una muchacha joven, talentosa y disciplinada que ama el baile y lo sube a redes sociales. Nada extraño. Disfrutar la música en estos tiempos parece el placer más transversal y democrático de todos.

Instagram/maedeh_hozhabri

Sin embargo, Hojabri y (según se sabe públicamente) al menos otras tres personas con populares cuentas de Instagram, fueron detenidas por el gobierno iraní durante las últimas semanas por bailar frente a la cámara. Según la agencia de noticias Associated Press, las otras tres personas no fueron identificadas, pero todas fueron liberadas bajo fianza.

La noticia se viralizó rápido. Medios de todo el mundo comenzaron a reportar la detención injusta de una joven apasionada por la danza, y cuya única intención era ser un influyente rostro de Instragram. Para algunos, podrá sonar a una especie de distopía machista, pero Irán se convirtió en una república islámica en 1979. Así, el Gobierno actual terminó por establecer como delito el que las mujeres muestren la piel y no usen sus hiyabs (los emblemáticos pañuelos que cubren el cabello de las mujeres islámicas). Tampoco está permitido que bailen frente a otros hombres que no sean parte de su familia inmediata.

Hojabri, sin embargo, se ha preocupado de defenderse de lo que se podría considerar como machismo de Estado. En una declaración escrita por ella, y que se transmitió por la televisión local el viernes pasado, aseguró que, a pesar que está completamente consciente de haber roto ciertas “normas morales” impuestas por el Gobierno, esa no era su intención. De acuerdo a sus palabras, solo quería ganar más seguidores en su cuenta de Instagram.

El medio inglés The Guardian tradujo la nota, y compartió algunos fragmentos de ella. En la nota del diario se lee: “No lo hice para llamra la atención. Solo tenía algunos seguidores, e hice los vídeos para ellos. No tenía intenciones de motivar a otras personas a hacer lo mismo… no trabajé con un equipo ni recibí entrenamiento. Solo hice gimnasia”.

Se supone que antes del encontrón con las autoridades, la joven habría tenido más de 600.000 seguidores en Instagram, pero el Estado mandó a que bajaran su cuenta. Ahora solo queda una cuenta de Instagram que estaba dedicada exclusivamente a la publicidad y tiene cerca de 76.000 seguidores. En los vídeos que quedaron en la plataforma, se puede ver a Hojabri bailando con ropa ligera, casi siempre, y sin usar su hiyab.

Instagram/maedeh_hozhabri

Según la Associated Press, el estado iraní está comenzando a pensar en cerrar cuentas de Instagram similares las de la joven bailarina. Según ellos, estos usuarios, excesivos y fuera de lugar, no merecen ese acceso privilegiado a las redes sociales. Y, por si esto fuera poco, también están comenzando a considerar el prohibir el acceso a Instagram desde el país de medio oriente. Irán, actualmente, ya ha bloqueado el acceso a Facebook, Youtube y Telegram. Sin embargo, muchos usuarios discretos lo usan mediante proxies, a pesar de ser ilegal.

Y el caso de Hojabri no es uno aislado o demasiado fuera de lo común. Desgraciadamente, las mujeres iraníes conocen las consecuencias de no usar sus hiyabs, o mostrar demasiada piel en público. En 2014, por ejemplo, el Gobierno sentenció a seis hombres jóvenes y una mujer por bailar la canción “Happy” de Pharrel Williams y subirlo a internet. Algo parecido sucedió el 2017, cuando otras seis personas fueron arrestadas por asistir a clases de Zumba sin usar un hiyab.

Afortunadamente, las mujeres iraníes están aprendiendo a reconocer la violencia en imposición de la fe. Y a pesar de que hay muchas que concuerdan con la fe musulmana, y se sienten atraídas y están motivadas por seguir sus dogmas, muchas de ellas también distinguen a sus compañeras oprimidas en pos de ciertos preceptos religiosos. Ahora, como una forma de denuncia y apoyo de género, muchas mujeres han estado subiendo vídeos de sí mismas bailando distintas canciones. Todas llevan vestidos que revelan brazos y piernas. Ninguna lleva hiyab. Se las ve alegres meneando el cabello y mirando a la cámara.

Bailar no es un crimen, y la comunidad de Twitter (una de las pocas redes sociales que no han sido censuradas por el estado iraní) lo celebra.

http://platform.twitter.com/widgets.js
!function(f,b,e,v,n,t,s){if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};if(!f._fbq)f._fbq=n;
n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,
document,’script’,’//connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);

fbq(‘init’, ‘454258568094374’);
fbq(‘track’, “PageView”);
window.fbAsyncInit = function() {
FB.init({
appId : ‘367087496758242’,
autoLogAppEvents : true,
xfbml : true,
version : ‘v2.11’
});
};

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Enjoyed this video?
"No Thanks. Please Close This Box!"