Ex policía ruso dice ser la reencarnación de Jesús. Sus dos jóvenes esposas están de acuerdo

Tiene más de 5,000 seguidores.

Cuando el periodista de la BBC Simon Reeve le preguntó a “Vissarion” si era un gurú, un maestro o el hijo de Dios, el hombre venerado por una ciudad entera en uno de los puntos más hermosos de Siberia, en Rusia, se negó a responderle. Dijo en cambio que era una pregunta interesante y que “el árbol no debe ser juzgado por como se ve, sino por su fruta”.

La “fruta” del hombre de 56 años realmente llamado Sergey Anatolyevitch Toro son la unión de todas las religiones, el vegetarianismo, la poligamia y, por supuesto, un apocalipsis de fecha indeterminada.

A pesar de su respuesta sus más de cinco mil seguidores, quienes pueblan una villa llamada Kuraginsk, creen fervientemente de que se trata de la reencarnación de Jesús.

Antes de comenzar a reunir a sus seguidores, Toro formó parte del Ejercito Rojo durante la caída de la Unión Soviética y luego trabajó como policía de tránsito por poco tiempo antes de establecer su primera comunidad “espiritual” en un pueblo llamado Tiberkul.

Entre los niños que crecieron dentro de esa comunidad, Toro escogió a su segunda esposa. La conocía desde que ella tenía sólo siete años. Había cumplido recién 19 cuando se casó con “el maestro”, como lo llaman sus seguidores.

Reeve habló con algunos pobladores, incluyendo un maestro que le dijo:

“Tenemos aquí una escuela de damas nobles. Estamos preparando a las niñas para ser esposas en el futuro, esposas dignas de nuestros hombres. Deben entender que no pueden alzarse sobre su esposo y que no hay orgullo en su independencia. Una buena esposa es tímida, discreta y débil”.

El periodista no pudo evitar su primer momento aparte en cámara para decir, “terrorífico. Siento que debería estar llamando a servicios sociales”.

Dentro de la comunidad está prohibido fumar, beber alcohol, hacer apuestas… y usar dinero. Todos trabajan en puestos generalmente asignados para la armonía general y divididos en tareas “masculinas” y “femeninas”. 

Muchos lo acusan de utilizar las donaciones de sus seguidores y utilizarlos como trabajo esclavo. El gobierno ruso lo considera un líder “extraño”, pero mayormente inofensivo.

La extraña entrevista conseguida por la BBC será exhibida en Russia with Simon Reeve en octubre.

No sé si me parece más fascinante u horrible.

Enjoyed this video?
"No Thanks. Please Close This Box!"